Posteado por: elcanibal | marzo 20, 2008

burocracia eterna…

¿Quién no ha tenido alguna vez en su vida problemas o tropiezos con cualquier institución pública? ¿Quién puede decir que se nos ofrece un servicio de calidad?Sobra decir que se autoabastecen con dinero público, con los impuestos de todos los ciudadanos, las hojas de reclamaciones son innumerables. ¿Qué hacen con nuestro dinero? ¿Quién valora el servicio que nos dan los funcionarios?Voy a contaros mi caso, que aunque insignificante en comparación con otros muchos, dice bastante de la forma de trabajar. Decido renovar en carné de conducir por correo, envío mi foto y todos los documentos exigidos. Al cabo de dos o tres semanas recibo una carta donde dice lo siguiente;  “foto no válida para el carné digital”. Resulta que la foto salía del recuadro permitido. Me exigían una nueva foto en el plazo de diez días hábiles, y yo me pregunto: ¿Es que el funcionario de turno no podía recortar la foto y pegarla de nuevo en el recuadro? ¿Es que el personal se ha vuelto cómodo o sufre grandes indicios de imbecilidad? Tuve que hacerme nuevas fotos y enviarlas de inmediato porque si no lo hacía archivarían todo, y  no tramitarían mi renovación. ¡INCREIBLE!Desde luego; no es el caso peor que me ha pasado, es precisamente el menos dañino por decirlo de alguna manera, pero he querido contarlo por lo relevante del caso.

Pues bien, llenaría otras muchas hojas contando otros episodios que  me han ocurrido pero no voy ha hacerlo (necesitaría toda la revista). Hoy por hoy, estoy molesta y defraudada con el papel que las instituciones públicas tienen en nuestra sociedad y el servicio que nos presta. No nos están regalando nada como da la impresión. ¿Qué ocurre con todo esto? La gente contrata cada vez más seguros de todo tipo, si paga por una sanidad pública de calidad, y no la tiene, paga doblemente por otra privada. ¡INDIGNANTE! Indignante porque se nos está obligando ha hacer esto. No queremos que se nos trate como un número sino como  personas. Queremos dosis de amabilidad e interés. Para eso, pagamos o si no, como en cualquier otro trueque que nos devuelvan el dinero.

Sole


Responses

  1. La verdad que es muy interesante sobre todo el último párrafo que muestra cómo la degradación de los servicios públicos contribuye a la privatización paulatina de los mismos, creando la dicotomía: servicios públicos-ciudadanos pobres/seguros privados-ciudadanos acomodados. Esta dicotomía se reproduce con el tiempo empobreciendo más y más los servicios públicos. La única salida es la mejora de la calidad en lo público, si no terminaremos como los EEUU (sobre esto ha hablado extensamente en diferentes libros Viçent Navarro, catedrático de políticas públicas)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: